¿Cuáles son los 7 sacramentos?

Los llamados Sacramentos son acciones de la Iglesia, que forman parte importante de la doctrina cristiana. Puesto que la vida litúrgica de la misma gira en torno a estos sacramentos y al Sacrificio Eucarístico.

Estos son 7 en total, y sirven a manera de sello espiritual. De una manera tal que el cristiano queda unido con Cristo. Por lo tanto, la participación en diversos los diversos modos que conforman a los Sacramentos, es una prueba de fe.

Los 7 Sacramentos y su significado

De esta manera, los siete Sacramentos no sólo son una manifestación de la fe, sino que también la fortalecen y la alimentan para toda la eternidad. A continuación describiremos cada uno de estos de una manera más detallada.

1. El bautismo

Se trata del primer sacramento con el cual el cristiano debe iniciarse en la fe. También es uno de los más conocidos, ya que en otras creencias también hay rituales similares al del bautismo.

Sin embargo en este caso, la razón del nombre de este rito es que consiste en “sumergir” en agua a la persona. Cosa que representa a que esta se le está sumergiendo en la vida de Cristo. Uniendo a la misma en la muerte y resurrección de Jesucristo.

De esta forma, lo más común es que se realice el bautismo a los hijos cuando tienen pocos años de vida. Para que estos puedan adoptar a Dios y a Cristo en sus vidas desde los comienzos de la misma.

Por otro lado, el bautismo se celebra en la Iglesia desde hace cientos de años. Siendo el fundamento inicial de la comunión con los demás cristianos, otorgando así los dones del Espíritu Santo.

2. La confesión

Se le conoce también como el sacramento de la penitencia. Pero también como el de la reconciliación. Procede al sacramento del bautismo, que es la iniciación en la vida como cristiano.

Pero es un ritual que no suprime las debilidades de la naturaleza humana, ni su inclinación por el pecado. Por ello, la confesión es necesaria para la misma curación del alma. Siendo un sacramento instituido por el mismo Jesucristo.

Esto sucedió cuando Jesús, en la tarde de Pascua, se presentó ante sus apóstoles y les dijo que recibieran al Espíritu Santo, para que perdonara sus pecados o los retuviera si era necesario.

De esta manera, mediante la confesión de dichos pecados ante el Espíritu Santo o, en casos más actuales, un representante como un sacerdote, se puede proceder a la curación del alma enferma de pecado mediante la absolución.

3. La eucaristía

Este es el sacramento que se considera como la fuente y cumbre de toda vida cristiana. Puesto que se está aceptando el cuerpo y la sangre de Cristo, es decir, todo su poder espiritual en el cuerpo propio.

En algunas tradiciones suele acontecer luego de la confesión, y conlleva al entrenamiento previo de la catequesis. También se compone de dos momentos: la liturgia de la Palabra y la liturgia de la Eucaristía.

Y este hecho data desde que Jesucristo entregó a sus discípulos el pan y el vino, señalando que su cuerpo sería entregado a los hombres. Y que el cáliz que poseía el vino simbolizaba la nueva Alianza, que sería derramada en los creyentes.

A este hecho también se le denomina como “recibir la comunión” o “comulgar”, lo cual significa que en el poder del Espíritu Santo, se está siendo uno solo con Cristo, para poder gozar de la alegría de Dios para siempre.

4. La confirmación

Se le denomina así al sacramento por el cual se confirma y se refuerza la gracia obtenida del bautismo. Por ende, es otro paso para conducir la unión con Dios y con Cristo a una más poderosa, con sus acciones, dones y llamadas.

En este, las personas bautizadas se integran de manera plena como miembros de la comunidad cristiana. Y se confirman que los efectos de este sacramento corresponden a la introducción más profunda en la filiación divina.

Además de poder gozar una unión más firme con Cristo, al mismo tiempo que aumentar los dones que el Espíritu Santo brinda a las personas bautizadas. Por último, generar un vínculo más perfecto con la Iglesia.

5. El Matrimonio

Este sacramento en el cual se realiza la celebración de una unión entre un hombre y una mujer. En un acto público, se bendice dicha unión, en presencia de un sacerdote o un diácono y otros testigos.

Dichos testigos, hoy en día, suelen componer a familiares y otras personas de importancia para el hombre y la mujer que están siendo celebrados. De esta forma, el momento central es el consentimiento de los novios en su unión.

La cual es una unión en donde se reconocen su amor y se prometen felicidad mutuamente. Creando un vínculo perpetuo y exclusivo, teniendo como espectadores principales a Dios y al Espíritu Santo.

Siendo el precepto principal que la mujer no se separe de su marido, ni viceversa. Porque la imagen matrimonial perfecta constituye al hombre y la mujer, no a los dos por separados. Conformando a la imagen más adecuada de Dios: el amor.

6. Orden sacerdotal

Este es un sacramento que también compone a una misión confiada por Cristo a sus apóstoles, pero que hoy en día sigue siendo seguida. Puesto que se confiere por un don específico del Espíritu Santo.

Dicho don se refiere a la potestad sagrada y única del servicio del pueblo de Dios, en nombre de Jesucristo. Por otro lado, este sacramento está compuesto por tres grados de episcopado, presbiterado y diaconado.

Pero que todos dan la habilidad para el ejercicio del ministerio, confiado por el mismo Jesucristo. Por lo tanto, el sacerdote, el obispo y el diácono deben apacentar el rebaño de Dios, y deben guiarlo con amor.

Ya que, como se mencionó, la imagen más cercana que tenemos de Dios es el amor. Por ello, únicamente, los ministros son elegidos y consagrados para que estén en este glorioso servicio hacia sus pueblos, con la presencia de Jesús y el Espíritu Santo siempre.

7. Unción de los enfermos

Este conforma a otro de los sacramentos llamados como de curación o de sanación. Ya que, como se conoce, Jesucristo también tuvo el papel de haber sido mandado a la cura de los enfermos.

Por ello, con la ayuda de la oración como intercesora, se puede invocar a Jesucristo para la unción de los enfermos. Quién los acompaña y les asiste en el sufrimiento. Igualmente, este sacramento lo puede recibir cualquier fiel que se encuentre en estado de enfermedad.

Correspondiendo a un rito especial, el cual consiste en la unción, literalmente, con óleo por un sacerdote a aquellos que están en peligro de muerte por enfermedad o vejez.

De esta manera, todos estos son los pilares que sostienen a las creencias cristianas. Los sacramentos se han manifestado en una serie de pasos a seguir, para poder llevar este estilo de vida de fe con un buen pie.

De esta forma, es importante seguir estos sacramentos, aunque sea los tres primeros, que son los que se consideran como los de iniciación. Ya que gracias a estos, se tendrá una vida mucho más cercana a Jesucristo, al Espíritu Santo y a Dios, por supuesto.

¿Cuáles son los 7 sacramentos?, esbiblia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *