12 cualidades de la mujer virtuosa

Puede definirse como una mujer virtuosa como un sinónimo de una mujer que está bendecida por Dios. Ya que sigue todos sus principios y basa todas sus acciones en base a la voluntad de este. Siendo un ejemplar femenino que es destacado en la Biblia.

Como podemos ver en el libro de Proverbios, se hace énfasis en uno de sus versos un “Elogio a la mujer virtuosa”. Mencionando que su valor sobrepasa inmensamente al de las piedras preciosas. Puesto que desprende ciertas cualidades.

Y hablando de estas características, a continuación se pueden identificar estas más detalladamente.

1. Valiosa

El primer adjetivo con el cual se define a una mujer virtuosa y bendecida por Dios ya se ha mencionado. Y es tan valiosa que sobrepasa a la estima de las piedras preciosas, según Proverbios 31:10.

Claramente, no es un valor que se compare con el de una posesión o una cantidad monetaria. Sino que se mide a través de su interior, del nivel de amor por Dios que tenga dentro de su corazón. Y que esté dispuesta a repartirlo mediante la palabra y acciones.

2. Fiable

Se menciona en Proverbios 31:11-12 que el esposo de una mujer virtuosa no necesita desconfiar de esta, ni de dudar de su palabra. Puesto que ella se muestra como el reflejo de todo lo que está bien en este mundo.

De esta manera, la confianza generada por la pareja trae no sólo bendiciones a la mujer. Sino que también a toda la familia, puesto que todo amor es basado en el nivel de confianza que se tienen todos los miembros.

3. Trabajadora

También se describe en el libro de Proverbios, que una mujer con estas cualidades también se levanta temprano y trabaja desde las primeras horas para poder proveer a toda la familia. Así que las cargas familiares están bien distribuidas cuando está presente una mujer virtuosa.

Tomando en cuenta también que aquellos que trabajan de manera limpia, y siguiendo los mandamientos de Dios, estarán bendecidos por este.

4. Buena administradora

Una mujer virtuosa no se deja llevar por la avaricia ni por los gastos excesivos. Sabe muy bien cómo administrar desde los bienes materiales, recursos, tiempo y palabras en todo momento.

Puesto que va acompañada con la sabiduría de Dios, que indica que debe regularse para lograr la humildad y la verdadera paz de una recompensa bien ganada.

5. Generosa

Otra cualidad de suma importancia es el reflejo que tiene Dios a través de la mujer virtuosa. Puesto que mediante ella, se puede ver toda la bondad y generosidad del Señor. Así que no está de más decir que este tipo de personas sabe cuándo brindar de ayuda al necesitado.

Además de compartir sus bendiciones y sostener a quienes se lo piden en todo momento, bajo la palabra de Dios.

6. Da buen ejemplo

Una mujer con estas cualidades se da a conocer en su comunidad por todas las acciones que realiza. Como ya se había dicho, por su generosidad, su fiabilidad y por su trabajo honrado. Y es admirada por ello.

Mediante sus buenas obras y su corazón puro, es capaz de llenar a los demás con admiración. Para que así puedan seguir su camino y el camino de Dios en todo momento, incluso en las circunstancias más difíciles.

7. Temerosa del Señor

Con esto no se refiere a que se deba tener miedo hacia el Señor, sino que se debe aprender a vivir y respetar sus condiciones y mandatos. No es la necesidad de hacer lo que Él señala por miedo, sino hacerlo por el deseo de agradar a Dios.

Y una mujer virtuosa se distingue por este deseo, por saber que el encanto y las tentaciones son pasajeras. Siendo lo mejor seguir las encomiendas del Señor, antes de caer en una trampa maliciosa y ganarse las consecuencias que esto puede conllevar.

8. Sabia

Una mujer sabia es aquella que puede construir su propio hogar, y con sus acciones, lograr que sea bendecida. Tanto ella como toda su familia. Pero esto no se logra con la simple adquisición de conocimientos, sino con prácticas más profundas y difíciles.

Puesto que esta sabiduría habla sobre la capacidad de tomar una buena actitud ante la aproximación de problemas en el hogar. De saber cómo responder y escoger la mejor opción que sea aquella que esté bajo las condiciones del Señor.

9. Trae alegría y orgullo a su marido

Con toda la sabiduría, generosidad y confianza que desprende. Además de ser el ejemplo para toda una comunidad. No es difícil que este tipo de mujer sea quien propague la alegría para su esposo, además de contagiar de su optimismo y toda su fe hacia Dios.

Por lo tanto, debería ser un orgullo para cualquier hombre caminar por la vida junto a una mujer virtuosa y bendecida por Dios. Haciendo mención a Proverbios 12:4 que la mujer ejemplar es la corona de su esposo, que lleva siempre para que brille con el.

10. Es un regalo de Dios

También se menciona que para formar un hogar, se puede heredar de casas y de dinero. Pero para compartir esas pertenencias hace falta una buena compañía, como lo es la mujer virtuosa, quien se considera como una bendición del Señor si se está junto a una.

Así que hay que sentirse lleno de riquezas si se comparte la vida con una mujer que cumpla con todas estas cualidades. Y si se es este tipo de mujer, no se debe desperdiciar la vida con alguien que no sepa apreciar la bendición que lo acompaña todo el tiempo.

11. Su belleza fluye del interior

Las apariencias exteriores no importan cuando se tiene gran belleza interior. Un corazón que en el que esté Dios en todo momento, y llevar a cabo acciones que estén bajo sus deseos, son las mejores ropas que puede llevar una mujer que sabe cuales son sus prioridades.

Ya que se enfoca en cultivar su belleza interior, en vez de preocuparse en adquirir cuestiones para adornar su exterior. Porque sabe que es mucho más valioso para el Señor.

12. Instruye y anima a más jóvenes

Una cualidad que va seguida de saber cómo dar el ejemplo. Y es que la mujer virtuosa cuando envejece y ya no puede trabajar, sigue basando su vida en la palabra de Dios inspirando a los más jóvenes en seguir un camino que los lleve con el bien.

De esta manera, vuelve a su prójimo juvenil más bondadoso, puro y cuidadosos en el hogar, para que vayan de la mano en el camino de Dios. Y tengan buenas relaciones matrimoniales.

Todas estas características son las que hacen que una mujer sea bien apreciada por Dios, ya que se demuestra como digna de recibir su bendición para ella y para su hogar. Por lo tanto, perseguir estas cualidades es lo que se debería desear.

Sin embargo, el camino tal vez no sea tan fácil. Puesto que todas estas cosas no se logran de la noche a la mañana. Sino con gran práctica y siguiendo cada uno de los mandamientos de Dios, además de sus deseos expresados en los textos bíblicos.

No obstante, los resultados siempre se verán en la relación que se tiene con Dios, además de la relación que se tiene con la pareja y todos los miembros del hogar.

Alberto Domínguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *