La Señal de la Cruz

La Señal de la Cruz es considerada más que un ritual empleado por diversas ramas del cristianismo. Es una verdadera y poderosa oración que se emplea a manera de bendición de forma kinésica.

Porque se trata de un gesto emblemático que tiene un contenido simbólico, muy representativo de la fe, además del mismo discurso que acompaña a estos gestos, el cual también tiene diferentes significados.

La Señal de la Cruz: origen y significado

Ahora bien, a continuación conoceremos dichos significados, así como todo lo necesario que se debe saber sobre la Señal de la Cruz.

1. El gesto de la Señal de la Cruz

Se mencionó que esta oración incluye una forma kinésica, es decir, un gesto bastante característico. Y este consiste en hacer una cruz imaginaria con la punta de dos o tres dedos de la mano.

Lo que procede es realizar dos movimientos. El primero se realiza de arriba hacia abajo y el segundo de izquierda a derecha, o bien, de derecha a izquierda, dependiendo de la iglesia en la cual la persona esté afiliada.

De esta forma, este pequeño acto se le denomina “persignar” si se hace sobre una persona. Y se le conoce como “bendecir” si se hace a un objeto o a una dirección cualquiera. No obstante, si se realiza este gesto para sanar una enfermedad o conjurar se le denomina “santiguar”.

Sin embargo, estos son otros temas que más adelante se detallaran precisamente. Ahora bien, esta cruz imaginaria habitualmente se hace sobre la persona misma, tocando partes del cuerpo que corresponderían a dicha simbología.

2. ¿Para qué hacer la Señal de la Cruz?

El gesto de realizar la cruz repetidas veces tiene como significado en fe, el hecho de sentirse arrepentido de acciones pasadas, o bien que la persona en cuestión está tratando de invocar una protección divina. Este es el clamor popular.

Sin embargo, hay razones más religiosas para hacer esta señal y se pueden encontrar en los textos bíblicos. Comenzando con que esta señal hace el acto de oración contemplando a Cristo, y así avivando la fe al Señor.

Y es que hacer la Señal de la Cruz, representa la memoria y reconocimiento que se tiene cuando Cristo murió en la cruz por los pecados del mundo entero. Siendo esa la mayor prueba de amor de él y de Dios. Puesto que se entregó por los demás.

Igualmente, hacer este tipo de actos es el reflejo de una acción de conversión interior. Es decir, una manera de decirle a Jesucristo que uno es su discípulo y que se desea vivir tal y como Él quiere que vivan todas las personas.

A su vez, se hace un manifiesto que uno mismo también carga con su propia cruz. Pero también se da el testimonio de que se tiene una fe totalmente indeleble, y que se desea predicar a Jesucristo como el Salvador, quien murió por todos los seres vivos.

Por ende, es la Señal de la Cruz, es una manera de alabar al Hijo de Dios como es debido aquí en la Tierra. Además de ser una buena forma de pedir por su protección ante las tentaciones y peligros, siendo Jesucristo quién venció el pecado con su propia muerte.

Por otro lado, una razón más para hacer esta oración es para tomar fuerzas y ofrecer a Dios todo el propio ser para que Él pueda hacer lo que crea útil para la salvación propia. Asimismo, como ser una muestra de agradecimiento a las bendiciones de Dios.

3. ¿Cuándo hacerla?

La verdad es que cualquier momento es el más perfecto para hacer la Señal de la Cruz. Los antiguos creyentes después de Cristo detallaron que es propicio hacerla en todos nuestros viajes y movimientos.

Además durante todas las salidas y llegadas. En momentos tan simples como a la hora de tomar un baño, poner la mesa. Y durante las primeras y últimas horas del día. Porque cualquier instante es perfecto para honrar a Cristo y a Dios.

Sin embargo, hoy en día se sostienen algunos eventos o momentos del día en los cuales es más común realizar este tipo de signos. Por ejemplo, y por supuesto, durante los sacramentos y actos de oración.

Puesto que los mismos terminan y comienzan con esta señal. Siendo también costumbre hacer esta señal antes de escuchar a las Sagradas Escrituras. Igualmente, es bastante pertinente realizarla a la hora de levantarse o realizar una actividad importante.

Asimismo, cuando se desee agradecer a Dios por un beneficio, por la jornada del día de hoy, por los alimentos, o por cualquier cosa que amerite el hecho de ser agradecido por las bondades del Señor.

Por último, es muy importante hacer esta señal a la hora de entrar al Templo de Dios, y reconocer su presencia en el mismo. Así como para pedir protección ante la Trinidad en cuanto a peligros y tentaciones.

4. Significado detallado

Anteriormente se mencionó que la Señal de la Cruz no es un ritual, sino una oración totalmente poderosa, característica de la fe cristiana. Puesto que es la invocación más potente para la protección de Dios.

Y es una señal que comienza en la cabeza, por lo tanto, se le pide a Dios que nos de buenos pensamientos, puros y nobles. Pero que además aleje a los malos de nuestra mente.

Continúa en la boca, en donde se pide a Dios que de los labios propios solo salgan alabanzas hacia Él. Para seguir sobre el corazón, pidiéndole que en este solo reine el amor del Señor, y que se vayan todos los malos sentimientos.

Luego prosigue la Señal de la Cruz que va desde nuestra cabeza a la barriga, y luego de un hombro a otro. Que consiste en el acto liberador, en donde se expone todo el cuerpo hacia la fe y hacia Dios propiamente.

Como una forma de demostrar apertura para toda la gloria y bendiciones que tiene el Todopoderoso sobre nosotros mismos. De una manera muy simbólica y respetada dentro de la fe.

5. Señal de la Cruz para Santiguarse

Ahora bien, existen dos fórmulas para la Señal de la Cruz. Y la primera es para santiguarse, resultando en ser la versión más corta de este gesto divino. De esta manera, en esta versión los creyentes hacen una representación de la Santísima Trinidad.

En otras palabras, hacen la Señal de la Cruz mencionando a las tres diferentes personas o advocaciones que conforman la Divinidad. Lo cual tiene un interesante significado.

Puesto los creyentes en la sílaba “pa” de Padre, el primer componente de la Trinidad, tocan su frente. En la sílaba “hi” de “hijo”, su vientre. Y en las sílabas “pi” y “san” de “Espíritu” y “Santo” tocan ambos hombros.

Culminando con la palabra “amén” besando la mano activa para finalizar con la oración

6. Señal de la Cruz para Persignarse

Esta consistiría en la forma extendida de la Señal de la Cruz, que es más comúnmente empleada durante el Rosario. Y además de tener otro texto anexado, también se realiza con un gesto diferente.

Puesto que esta vez, se dibuja imaginariamente tres cruces pequeñas con los dedos pulgar e índice. Siendo la primera en la frente, luego sobre la boca y la tercera sobre el pecho. Dicho significado se explicó anteriormente.

Así que esta breve señal no es tan simple como se le toma en la cultura popular. Porque tiene un gran significado lleno de fe, como has podido leer y reflexionar. Que hace pensar a cualquiera que todos los símbolos de estas creencias tienen significados muy grandes.

La Señal de la Cruz, esbiblia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *