¿Qué es el Ave María?

El Ave María se trata de una oración tradicional de la fe católica, que se dedica a María, quien es la madre de Jesús de Nazaret. La cual tiene un fundamento bíblico, en especial, en el Nuevo Testamento.

¿Qué es el Ave María, cuál es su origen y por qué se realiza?

A continuación vamos a conocer todos los detalles acerca del Ave María, así como su origen y sus dotes sanadoras.

1. Origen de la oración

De esta manera, se compone por dos partes. En la primera, se recitan dos pasajes bíblicos provenientes del Evangelio según San Lucas. Que trata sobre la anunciación del nacimiento de Jesucristo por parte del Arcángel Gabriel a María.

El segundo pasaje al que se le hace mención es a la visita del Espíritu Santo y señala a María como la más bendita entre todas las mujeres. Además de señalar la gloria que cargaba en su vientre, al mismo Jesucristo.

Por otro lado, también se compone de una segunda parte. Que también tiene un fundamento bíblico, pero es basada en una petición tradicional de la piedad católica. La cual no se le conoce el autor original de esta sección.

Sin embargo, a continuación veremos más detallado el significado de esta oración tan característica.

2. Llena de gracia

Como se mencionó antes, esta primera parte de la oración corresponde a uno de los pasajes bíblicos citados por San Lucas. En este, el ángel Gabriel se le presenta a María y la llama con esos términos: “Llena de gracia”.

Un análisis a esta simple oración puede dar a entender que en ella, el arcángel observaba que no había espacio para el pecado. Puesto que Dios ya la había elegido desde siempre para que fuera la madre de Jesucristo.

De esta manera, la preservó, sin que ella lo supiera, del pecado original. Por ello, estas son las primeras palabras con las cuales el ser celestial se le presenta a la joven. Con su mensaje contundente de Dios.

3. El Señor está contigo

Esta siguiente frase en la oración hace referencia a que ya María había acogido a Dios desde hace mucho tiempo. Y que fue por eso que Él mismo siempre permanecía con ella. También correspondiendo a su decisión de cargar con su hijo en el vientre de ella.

Puesto que ya Dios estaba en su carne, y habitaba en ella. Siendo este hecho solo posible en aquellos que aman y admiran la palabra del Señor sin intentar entenderla, simplemente sentirlo en sus corazones.

Así que se puede entender que María era una de estas personas. Porque ella tendría el valor para asumir una carga impuesta por el Señor. Ya que ella ya tenía a Dios en su ser desde siempre.

4. Bendita entre todas las mujeres

Una afirmación bastante obvia. Puesto que María tuvo que ser una mujer bastante excepcional como para que Dios la seleccionara. Y no lo fue mediante una serie de virtudes complejas, sino solamente siguiendo la palabra de Dios.

Alabando al Señor, manifestándose humilde y abierta a todo lo que Dios le indicará, fueron las simples acciones que realizó María para que esta fuera la más bendita entre todas las mujeres. Ganándose la dicha de traer al mundo a Jesucristo.

De esta manera, María no fue un ser excéntrico. Sino que en su sencillez, Dios sabía que ella sería la más adecuada para hacerse de las miles de ocupaciones de cualquier madre. Con una existencia normal, que le permitiría a Jesús entender al hombre a partir de su progenitora.

5. Bendito el fruto de tu vientre, Jesús

A partir de este segmento del pasaje bíblico, asumimos que María ya ha asumido la misión de Dios de llevar a su hijo en su vientre. Por ello se indica que lo que habita en ella es un fruto bendito, al que se le conocerá como Jesús.

María recibió la gloria física y el poder del Espíritu Santo, para que se formará en ella en verdadero Mesías. Puesto que ella ya estaba bendita en un plano espiritual, y era merecedora de otra de estas grandes bendiciones.

Así que se puede decir que, antes de ser bendecida de esta forma, ya ella había concebido a hijo de Dios con el corazón.

6. Santa María, Madre de Dios

A pesar de que anteriormente se ha mencionado a María como un ser pasivo, y es el pensamiento que se tiene de ella comúnmente, eso está bastante alejado de la verdad. Puesto que ella no es un personaje bíblico que solo sirvió de madre de Jesús.

Sino que se le considera una mujer receptiva y como el arquetipo perfecto e idóneo de una madre. Todo lo que tenga que ver con las labores maternas, es relacionado con ella. Porque en vida, se trató de la Madre de Dios, y nada menos.

Entonces, todo lo que tenga que ver con protección, cuidado materno, comprensión y, sobre todo, amor, es altamente relacionado con María. Y esta pequeña frase pretende indicar todo ello sobre este hermoso personaje.

7. Ruega por nosotros

Esta sección del pasaje se ha tomado como algo similar a lo anterior. Siendo el arquetipo ideal de una madre, se ha tomado a María como una figura a quien pedirle consejos y rogarle por protección.

Y puesto que se trata de una mujer humilde y sencilla, pero bien encaminada desde su juventud, tendrá compasión de todos los seres humanos. Ya que si su propio hijo, Jesucristo, los consideró a todos como sus hermanos, ella también considera a todos como sus hijos.

Lo que la vuelve aquella que tiene el don para dar consejo y protección a todos sus hijos, que confíen en la fe y en el poder de Dios.

8. Ahora y en la hora de nuestra muerte

Con esta frase se culmina la anterior petición que se le realiza a María. La cual representa una especie de voto de confianza en su figura, porque quien reza se está encomendando en ella.

Pensando en su imagen como una madre, pero no cualquiera.

Sino en la madre de hijo dilecto de Dios, Jesucristo, que en su gran bondad convirtió a todos los seres humanos en sus hermanos. Por lo que el consejo, protección y consuelo de su Santa Madre está disponible para todos como lo fue para con Él en su vida terrenal.

De esta forma, esta final sección de la oración debe transmitir paz e infundir confianza. Así como María confío en el encargo que le hacía Dios para acoger a su hijo en su vientre y traerlo al mundo para convertirlo en el verdadero Salvador.

9. Una reflexión final

El Ave María es uno de los cantos u oraciones más populares en la fe católica. Puesto que en esta fe se le reconoce y se admira la presencia de la Virgen, como un personaje muy relevante en la historia bíblica.

Porque no hizo nada más y nada menos que traer al mundo al Salvador de todos los seres humanos. A Jesucristo, quien traería todas sus enseñanzas y lecciones para infundir la fe en todos los terrenos, y además sacrificarse por los pecados de todas las personas.

Así que no le puede tomar como un personaje menor a la Virgen María. Ya que no tiene un rol pasivo, como muchas personas lo creen. Sino que tenía el rol maternal, que se ha ido despreciando su importancia a lo largo de los años.

Pero qué es un rol que bien necesitan todas las personas, para tener consejo, protección y cariño en sus vidas.

¿Qué es el Ave María?, esbiblia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *