Oración del Credo, Padre Nuestro, Avemaría y Gloria

Las oraciones más básicas de la fe católica son el Credo, el Padrenuestro, el Avemaría y el Gloria. Por lo tanto, es casi necesario tener el conocimiento de cada una de ellas. Para tener una mejor comunicación con Dios.

Todas estas se dirigen a figuras distintas, y algunas convergen entre sí, pero cada una es un manifiesto de la fe y de la posición frágil que tiene el ser humano, ante una imagen tan magnífica como lo es Dios, la Virgen o bien la Santísima Trinidad.

Por lo tanto, mediante las siguientes plegarias, se les rinde cuentas, se les da las gracias y se les realizan peticiones a cada una de las correspondientes figuras.

Índice de contenidos

1. A continuación, se presenta el Credo, que es una sentencia y manifestación firme sobre la fe católica y cristiana. Ya que se deja bien en claro sobre las creencias que se tienen y por las cuales se vive.

Haciendo una especie de remembranza sobre la vida de Jesucristo.Por otro lado, este es el Credo llamado de los Apóstoles, que también es considerado como el más común en la religión occidental.

Ya que relata toda la gloria que representa Cristo, además de su pasión y resurrección. Finaliza con la sentencia de creer en todo lo que representa la fe hoy en día, la iglesia, la comunión, el perdón de los pecados y demás.

2. El siguiente es otra variante del Credo, y se trata de la versión Nicena-Constantinopolitana. Que tiene un significado bastante particular. Puesto que es más asociado con las iglesias ortodoxas, la anglicana y las iglesias orientales.

Y, como se puede notar, se trata de un Credo más extenso que la versión que se ha señalado anteriormente. Que hace referencia a Jesucristo como hijo único de Dios, y no como Dios mismo.

Relatando su vida, pasión, muerte y resurrección de una forma más detallada. Al final, se reafirma la creencia en una sola iglesia, en el bautismo para el perdón de los pecados y, por supuesto, en la resurrección y vida después de la muerte.

3. Ahora se procede con El Gloria. Que se trató primero de una locución latina que llegó a transformarse en una oración cristiano, rezada desde los mismos inicios del cristianismo. Que era añadida al final de la recitación de los salmos.

Hoy en día, también es posible realizar luego del término de cada misterio del rosario, o para completar el llamado tríptico piadoso del Padre Nuestro – Ave María y Gloria. Constando de una doxología o alabanza menor.

A continuación, puedes ver una versión sumamente corta de esta alabanza. Que es posible recitar antes de dormir, o con las condiciones anteriormente señaladas.

4. Ahora bien, al Padre Nuestro se le denomina como la oración de la fe cristiana y católica por excelencia. Ya que fue elaborada por el mismo Jesús de Nazaret, como lo relata el Evangelio de Mateo, tal y como hace referencia la imagen siguiente.

Esta oración se emplea tanto para dar comienzo al tríptico piadoso, como para realizar las confesiones. Así que esta es el medio para comunicarse con Dios más preciso que se puede encontrar en la fe.

A continuación, se señala un ejemplo del Padre Nuestro, como es rezado por millones de creyentes alrededor del mundo para completar sus plegarias o solicitar la gracia de Dios.

5. La siguiente es una variación interesante. Porque infiere que esta sea la respuesta de Dios ante un rezo del Padre Nuestro. Lo cual puede quedar para la reflexión interna del creyente que recita la plegaria.

Como se puede ver, se señala que el hombre, el hijo de Dios, es su mejor reflejo de su propia imagen y nombre. Manifestando que cada acción que tome en su vida, será un paso más o un paso menos hacia el Reino del Señor.

También señala un mensaje alentador al final, sobre no tener miedo a Dios ni a que no se perdonarán sus errores. Sino que persista en la lucha por acercarse más a Él cada día.

6. Ahora bien, la siguiente es la versión en latín del clásico Padre Nuestro. Y se ha colocado aquí puesto que en muchas ceremonias se suelen realizar las alabanzas y plegarias en dicho idioma.

Se debe recordar entonces que la religión antigua era mucho más rígida, por lo que era una cátedra el hecho de enseñar el modo correcto de orar a los discípulos. Por lo tanto, la oración y los ritos, como el Padre Nuestro, debían ser muy precisos.

Ya que se señalaba que eso influía con la relación con Dios o el Ser Eterno. Aunque esta concepción fue abandonada por el mismo Jesús, quien manifestó que el diálogo con Dios debía ser sencillo y honesto.

7. La siguiente es otra oración de Gloria a Dios, pero como se podrá observar, es considerablemente más extensa. Siendo una alabanza mucho más dedicada y llena de grata poesía.

Se alaba la gloria de Dios, por la cual se le adora y se le agradece, sus hijos acá en la Tierra. Mencionando a su mensaje más apreciable que ha mandado a los hombres, que es su propio hijo, Jesucristo.

Quien fue el que quitó los pecados del mundo, y se convirtió en el canal más poderoso y directo para la comunicación con Dios. Estando sentado directamente junto a Él y por el cual podemos obtener la gloria de Dios.

8. Ahora se hará mención a las oraciones dedicadas al Ave María. La cual es una oración tradicional de la religión católica, dedicada a la madre de Jesús de Nazaret, María.

Es de mencionar que la primera parte de esta oración se basa en el Evangelio según San Lucas y es la oración principal de la encarnación del verbo, y de la misa del rosario para los católicos.

Por lo tanto, a continuación, se presenta una versión más breve de esta oración. Pero que bien puede entenderse su mensaje, como una especie de apertura hacia otras alabanzas y diversas ceremonias religiosas.

9. La siguiente es un variable del clásico Ave María, solo que en esta ocasión se hace referencia a la madre de Cristo como una figura libre de pecado original. Tal y como describe la misma oración.

Señala también que engendró al hijo de Dios solamente por su gracia y por la fuerza de su espíritu. Y que los encantos y esplendor que caracterizaron a esta madre, son producto del mismo Dios que decidió darle el honor de dar a luz a su propio hijo.

Así que esta es una buena oración para rendir homenaje a la Virgen María, mediante una variación de la original.

10. Para finalizar, otra oración que también se relaciona con el Ave María puesto a que tiene el mismo centro de alabanza, que es la Virgen María.

Y como se podrá observar y detallar, es una plegaria llena de mucha poesía y rimas. Por lo tanto, es mucho más fácil de recordar y recitar. Siendo bastante adecuada como una oración para recitar antes de dormir, en especial para los niños.

Ya que pueden recrearse con el significado que tiene la figura de la Virgen dentro de la fe católica, sin mencionar la influencia que tiene en muchas más religiones y creencias alrededor del mundo.

Todas estas oraciones unidas se emplean para recitarlas en un orden específico, para realizar los rezos y ritos de la fe que sean más pertinentes. Como las misas, novenarios o expresar el tríptico piadoso, y conseguir una buena conexión con Dios.

Alberto Domínguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *