Oración al Cristo de Medinaceli

Las historias sobre la fe cristiana y las diferentes representaciones de Jesucristo son bastante variadas. Ya que los creyentes se inspiran en la gracia de Dios y de su hijo para producir obras que puedan llevar a la gente a familiarizarse con la palabra del Señor.

Este es el caso del Cristo de Medinaceli, siendo una iconografía bastante reconocida en el cristianismo, pero sobre todo en el catolicismo. Que además ha sido conocido por diferentes nombres, como Jesús Nazareno Rescadado o Nuestro Padre Jesús de Medinaceli.

Lo que sí es certero esta imagen es una buena representación de Cristo, cuando se expone a la gente de Pilato en medio de su pasión. Por lo que las oraciones no se hacen esperar cuando se trata de este ícono.

Índice de contenidos

1. La siguiente es una oración a Jesucristo de Medinaceli para sanar a los enfermos, encontrar la solución a las dificultades y a las situaciones extremas que parecen imposibles.

Así que asegura la resolución de cualquier cosa que se solicite, mientras se realice con mucha fe y confiando plenamente en el Señor Todopoderoso. Siendo lo más recomendado realizar este tipo de oraciones por tres días seguidos.

Al finalizar, se indica que se debe también rezar la triada divina para poder tener una mejor comunicación con Jesucristo, y que todo lo que se haya solicitado venga con mayor apuro para la tranquilidad de la persona que está orando.

2. La oración que continúa también es una plegaria para solicitar una gracia al Cristo de Medinaceli, haciendo referencia a la pasión por la cual se es conocido la imagen con ese nombre.

Cabe destacar que es una oración bastante breve, pero que se debe hacer en conjunto con el credo y recitar tres veces. Con la finalidad de lograr un mejor alcance espiritual, para que se pueda conseguir toda la gloria del Señor.

Si se está buscando una plegaria que conceda los más profundos deseos para la sanación del alma propia, esta es una de las más ideales para esos fines.

3. Las peticiones más comunes para el Cristo de Medinaceli son referentes al sacarse un extremo sufrimiento de encima, una carga o un problema que se esté padeciendo. Y con el cual no se pueda lidiar por sí solo.

Por lo tanto, la siguiente es bastante pertinente para esos casos. Puesto que no solo se hace la solicitud de la situación imposible, sino que se agradece de antemano por todas las bendiciones y alegrías que ha traído Jesucristo a la vida de quien ora.

Aspecto que es importante antes de implorar sobre otro favor, sin ver los beneficios que le rodean por su presencia constante.

4. Una corta oración hacia la imagen del Cristo de Medinaceli, que tiene tonalidades bastante poéticas a primera vista. Lo cual la vuelve una plegaria bastante especial para dedicar al Señor Jesucristo.

En el cual se ora en la perspectiva de una persona que adopta una posición totalmente sometida ante el don de Jesucristo. En otras palabras, se rinde ante el amor y la pena que lo caracterizó durante su pasión, que es el momento en el cual está retratado en la obra de Medinaceli.

Así que es una buena plegaria para pedir la redención y afirmarse que está bajo las indicaciones del Señor.

5. Una buena alabanza hacia Jesús de Medinaceli es la siguiente, ya que demuestra el reconocimiento que se le tiene como quien padeció por todos los pecados del mundo entero. Para que los seres humanos pudiesen encontrarse con Dios.

Al igual que se reconocen las cualidades por las cuales se le caracteriza a Cristo. La bondad, la compasión y la misericordia, que también son las cualidades que definen a la fe en Dios y a Jesucristo.

Y al finalizar, se emplea la plegaria para solicitar de todas sus bondades para poder sobrellevar los momentos adversos que se viven en la actualidad.

6. Fue Jesucristo quien comenzó a repartir una idea de un Dios lleno de compasión, al cual se debía aceptar para poder alcanzar la plenitud en la vida próxima.

Por lo tanto, las oraciones hacia el Cristo de Medinaceli suelen referirse el cómo quien ha revelado a la humanidad de la verdadera misericordia de Dios. Y quien mediante su sacrificó, dio a todas las personas la posibilidad de conseguir el perdón de su Padre.

Además de pedir a esta sagrada imagen sobre las cualidades que lo caracterizaron a él, como el hijo predilecto de Dios, como la compasión, la humildad y la compasión.

7. Continúa entonces otra oración para invocar la intersección del Cristo de Medinaceli, para poder conseguir el favor sobre una petición en específico. Implorando por ella con humildad y sufrimiento.

Se certifica la confianza que se tiene ante Cristo, teniendo como principal poder la fe en Él para que la petición que se realiza se cumplirá bajo la compasión del sagrado hijo de Dios. E igualmente se pide sobre alejar a todos los males de la persona que ora con su ayuda.

Al finalizar, se señala que también se deben hacer otra serie de oraciones durante tres días seguidos, para conseguir mejores resultados.

8. A continuación, se solicita explícitamente la intersección de Cristo ante su Padre todo poderoso, con la finalidad de que las peticiones que realiza la persona que ora sean concedidas y que sus súplicas desesperadas sean escuchadas.

También se reconoce a la imagen como un símbolo de la salvación para todos los hijos de Dios, además de la representación del amor, de la misericordia y de otras características que siempre se relacionan con Jesucristo.

Para concluir, se realiza una última petición para poder amar a los enemigos, tal y cual hizo Cristo en vida. Quien tenía suficiente amor y piedad para dar hasta a quienes no estaban con Él.

9. Prosiguen entonces las plegarias para esta representación de Cristo, referentes a la solicitud sobre cuestiones que parecen imposibles de resolver para las capacidades humanas de la persona que está orando.

Por lo tanto, necesita de la influencia y sabiduría divina para poder solucionar su situación y necesidades. Además de hacer solicitud explícita de la protección y bendición de Cristo y de Dios.

No sin antes, referirse a la plegaria o petición personal que se vaya a realizar mediante esta oración.

10. Como se había mencionado ya en varias ocasiones, las situaciones difíciles son la causa de plegarias para el Cristo de Medinaceli más comunes.

Así que no hay que descuidar a la hora de hacer una petición en esos momentos en los que se cree que todo está perdido. Puesto que Cristo no es alguien que desampara a sus fieles, mientras estén orando con la convicción y fe más potentes que nunca.

Por lo tanto, la siguiente oración es ideal para esos problemas que agobian o para mantener a ciertas personas alejadas de la vida propia.

Recurrir al Cristo de Medinaceli en un momento de desesperación, y en el cual no se cree que se tenga otra solución más que la ayuda de una mano divina, es entonces lo más común a la hora de rezarle a esta representación de Jesús.

Puesto de que encarna al momento de tragedia más importante de la vida de Cristo, que su pasión y crucifixión. Así que, estando en una situación como esa, le es posible apiadarse de quien esté orando para la solución de su problema personal.

Alberto Domínguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *