Oración a Santa Elena

Santa Elena fue la madre de Constantino, quien fue el emperador que concedió la libertad a los cristianos. Pero también se le conoce a esta santa por emplear su tiempo de vida para hacer buenas obras por la religión y por los pobres. Además de mostrar piedad y pasar horas orando.

Igualmente, se le conoce por interceder ante situaciones de fe y amor. Ya que durante 14 años vivió abandonada y apartada, mientras veía que su esposo era feliz con otra mujer. De tal manera que se convirtió en un ejemplo de fuerza para las personas que se encuentran desesperanzadas por situaciones de amor.

Índice de contenidos

Oraciones a Santa Elena para el amor que funciona a un hombre

Especialmente en mujeres, y por eso existen varias oraciones dedicadas a Santa Elena, en el nombre del amor hacia un hombre que no es correspondido. O un amor que se ha perdido gracias a las influencias negativas de otras personas. Como podrás ver a continuación.

1. En primer lugar, a esta antigua emperatriz se le ha conocido por ser la Santa de los enamorados y por tener mucho poder sobre el amor. Sobre todo como mediadora para las mujeres que están desesperadas por el amor de un hombre, que no es correspondido o que ha sido repudiado luego de conocer otros placeres románticos.

De tal forma, que la mayoría de las súplicas que se le realizan a su nombre, son para solicitar su bendición ante un amor. Y en el caso de que el hombre ya este con la mujer que ora, se pide que este nunca le abandone y nunca deje de sentir amor por ella. Puesto que se ha visto que dicho hombre suele tambalear en sus decisiones.

Como se puede ver ejemplificado en la siguiente oración, que se hace desde la posición de una mujer desesperada porque su pareja sentimental no recurra a otros brazos que no sean los de ella. Y que mantenga su imagen siempre en los pensamientos de él, antes que el de otra mujer.

2. La siguiente es una larga oración, que podría ser la más reconocida hacia Santa Elena. Ya que reconoce y relata la mítica historia de esta mujer, como influencia en la religión del cristianismo. Siendo conocida porque cargó con los clavos de la cruz de Cristo, quedándose con uno.

Y, como en el anterior caso, se solicita desde la posición de una mujer enamorada que Santa Elena interceda a favor de ella y del amor que tiene por un hombre. Pidiendo que este último siempre la tenga en mente y en su corazón, para evitar que piense en otros amores.

Además, se hace mención a otros santos para que intercedan a favor de la mujer. Y pueda tener una relación más pacífica y correspondida. De tal forma que estos son los tipos de milagros que se le atribuyen a esta Santa, aquellos relacionados con la unión de las parejas. En especial, las matrimoniales.

3. Las oraciones a esta Santa también son dirigidas para recuperar el amor que una vez se tuvo, pero que ahora yace perdido. En esta ocasión, se le pide que el hombre en cuestión recupere la razón, para volver con la mujer que está implorando de la ayuda de Santa Elena.

También solicita que la emperatriz le otorgue paz a su corazón, para poder sobrellevar el desamor y que le de esperanzas para volver a encontrarse con su amado. Con la fuerza de no tener rencores ni malos sentimientos luego, siendo así cómo se caracterizaba Santa Elena en la antigüedad.

Igualmente se pide que haga de mediadora entre el hombre y sus malos pensamientos, que lo distraen de tener una buena relación con la mujer quien ora. Y suplica porque regrese a su hogar, ya que se ha marchado siguiendo esos deseos impuros por los que se solicita que se deshaga.

4. La siguiente es una corta pero igual de potente oración para el amor. Que hace recordar toda la tragedia que sufrió Santa Elena al ser rechazada por su propio esposo. Pero que dicha experiencia le sirvió para volverse humilde y dedicada a la santidad, como hoy se le conoce.

Por lo tanto, se usa su ejemplo de templanza y se aspira que su protección pueda llegar al amor que tiene una mujer por un hombre. Y que la influencia de la santa pueda hacer volver a esa persona que se ha ido buscando otras cosas más allá de un amor verdadero.

Así que esta oración también sirve para recobrar a un amor que se cree que se ha perdido, por las manos de otra persona. Pero que gracias a Santa Elena, se tiene la fe de que ese hombre volverá arrepentido y consciente de lo que abandonó.

5. La siguiente posiblemente sea la más larga plegaria a Santa Elena, en donde también se hace referencia al clavo que porta la santa en sus leyendas. Que es una simbología bastante útil para atrapar a la persona que ha abandonado a la mujer que está rezando a la emperatriz.

En este caso, se le pide que el hombre por quien se ora vuelva hacia el amor que si le es correspondido. Y que no vuelva a flaquear la mirada por otras personas que no sea por la mujer que solicita del milagro de la Santa.

Igualmente, se solicita que ninguna persona pueda apartarlo de los brazos de quien ora, ni otro tipo de fuerza espiritual que tenga las intenciones de deshacer el amor que une a estas dos personas.

6. Por último, una oración que puede hacerse en pareja. Con la finalidad de que la relación no sea corrompida por deseos y eventos oscuros. De tal manera que también se solicita de la bendición para dicha relación, para que no se caiga en las tentaciones terrenales.

Igualmente, en esta pequeña oración se puede notar como esta Santa fue la que, después de 300 años de persecución del Cristianismo, consiguió que la verdadera religión pudiese establecerse en el antiguo Imperio Romano. Reconociendo que ella era de las pocas que reconocía el tesoro de los pasajes y valores cristianos.

También recordando que ella fue la pequeña influencia que logró que su hijo, el emperador Constantino, reconociera el cristianismo en su imperio. Trayendo así la expansión de esta religión. Y por ende, las creencias de esta Santa como aquella protectora del amor y de otras buenas acciones en el mundo.

Como lo habrás notado, Santa Elena fue una mártir que vivió mucho años de dificultades debido a un amor no correspondido. En definitiva, cuando su propio esposo la expulsó y repudió por el afecto de otra mujer. Incluso ya habiendo tenido un hijo de Elena.

Pero también esto es un ejemplo de cómo la aceptación de una vida más simple puede dar buenos frutos. Como cuando la Santa se dedicó a las buenas acciones y a la santidad, luego de conocer su trágico destinos. Para luego ser recompensada, puesto que su hijo si la reconoció dentro de su palacio tiempo después.

Por eso, Santa Elena es piadosa con aquellas mujeres que sufren por el amor no correspondido de un hombre. Y libra milagros sobre aquellas que desean que dicho amor vuelva con ellas. Ya que conoce el dolor y la desesperación que el rechazo y el odio de un esposo pueden causar en una mujer.

Alberto Domínguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *