10 Oraciones al Credo Católico

Cuando nos referimos al Credo hablamos de una fórmula fija que se recita como una oración a Dios. En palabras más simples, se trata de una confesión de fe característica en el cristianismo. No obstante, esta fórmula no es tan fija, puesto que se han encontrado variables de otros tiempos.

Además de algunas otras formas de expresar esta oración, que se adaptan más a los tiempos actuales. Y sin mencionar aquellas adaptaciones y derivaciones que se han hecho con las mismas intenciones, pero para expresar otras cuestiones.

Índice de contenidos

Mejores Oraciones del Credo de los Apóstoles

A continuación  verás a qué nos referimos cuando hacemos mención a las oraciones al Credo existentes, ya que hemos realizado para ti una selección de las más conocidas.

1. El Credo Apostólico, también llamado el Credo de los Apóstoles o el Credo Corto, es una expresión y símbolo de la fe cristiana. Al igual que una declaración de los dogmas en los cuales se basa la religión.

Proveniente de la Iglesia Romana, debe su nombre a que fue la sede de Pedro, el primero de los apóstoles. Siendo también el que llevaría la doctrina y estas creencias por el mundo después de Cristo.

Comenzó siendo parte del símbolo bautismal, pero hoy en día se sigue recitando su versión más similar traducida de su lengua de origen.

2. El Credo Niceno- Constantinopolitano o el Credo Largo es considerado el símbolo de la fe aceptado por la iglesia católica, las iglesias ortodoxas y la mayoría de las iglesias protestantes.

Su mensaje resume los principios básicos de la fe cristiana de manera enumerada, por así decirse. Para su fácil memorización y proclamación entre aquellos creyentes que profesen dignamente su fe y alaben abiertamente a Dios.

Por lo que constituye a la base central de la fe y de la profesión de la misma. Siendo empleado en las celebraciones de misa, que bien proviene de los concilios de Nicea y Constantinopla en los años 300 después de Cristo. Proviniendo de allí su nombre.

3. Una versión mucho más corta que el Credo de los Apóstoles. Que bien suele servir para recitar varias veces en momentos que se necesite de la presencia de Dios. Ya que el poder sanador de la oración es bastante apreciado, sobre todo por los creyentes.

O bien, profesarlo la palabra mediante imágenes alusivas o con características espirituales, para que más personas puedan conocer la fe y las bondades de la convicción en Cristo. De igual forma, es una proclamación de las propias creencias de manera gráfica.

4. Los niños merecen conocer la palabra de Dios desde temprana edad. Jesucristo bien lo mencionaba y no parecía estar en lo incorrecto. Pero las fórmulas del Credo podrían ser difíciles de recordar para algunos niños.

De tal manera, que se han hecho versiones debidamente ilustradas del Credo para mayor comprensión infantil. Y por supuesto, mayor aprendizaje de las sabias palabras de los apóstoles.

También es una manera gráfica para que puedan conocer la historia bíblica y así puedan comprender más sobre la fe.

5. La segunda parte del Credo para niños no es más que una continuación de los primeros versos de la oración. La razón por la cual se separa es para que sea más fácil de comprender para los más pequeños.

Así pueden continuar conociendo la historia bíblica de una manera más digerible e ilustrada. Y aprender la fórmula de la fe cristiana de una forma mucho más fácil, que leer varias veces una serie de palabras que podrían carecer de sentido para ellos en un principio.

Con ilustraciones sencillas es más significativo para los niños que puedan aprender lecciones importantes como el Credo.

6. El Credo original de Nicea fue creado en el año 325 después de Cristo, durante el Concilio de Nicea I. En el cual una serie de obispos cristianos se reunieron para crear una declaración de dogmática de su fe. La cual pudiera representar dichas creencias ante el mundo.

De tal manera, que este Credo tuvo como objetivo realizar un consenso entre las definiciones de las dogmas de la fe cristiana y formar una institución fija, o iglesia. Por lo que la declaración resultó en una expresión donde se señalaba a Jesucristo como Dios. Es decir, se afirmaba el concepto de Trinidad.

Cuestiones que no fueron bien recibidas entre otras civilizaciones religiosas y que posteriormente fueron conciliadas con la creación del Credo Niceno-constantinopolitano. A continuación, es posible ver cómo se erigió el primer Credo.

7. Una versión más visualmente amigable del Credo de los Apóstoles. Donde puedes ver lo que reflejaba cada una de las sentencias involucradas, es posible interpretarlas cada una como un pequeño relato sobre los pasajes bíblicos del Nuevo Testamento.

En el cual se manifiesta a Jesucristo como el hijo de Dios, siendo este último el ser todopoderoso que ha creado a los seres humanos. Igualmente, se menciona la pasión, muerte y resurrección de Jesús.

Al igual que la labor de Justo Juez que tiene el anterior personaje. Y se menciona la fe sobre el Espíritu Santo, en la institución de la iglesia y todos lo que está profesa.

8. Una explicación un poco más bíblica del Credo. De tal manera que se refleja cómo representa la fe cristiana, todas las creencias y dogmas que se muestran en cada una de las oraciones.

Como puedes ver a continuación, todas las frases tienen sus debidas referencias bíblicas. Así que ninguna está colocada al azar y se profesa de manera banal y sin sentido.

9. Cómo habíamos mencionado en un principio. Se han hecho diversas variaciones del Credo. Tomando en cuenta de que este tipo de escritos debe ser uno que refleje los dogmas en los cuales se basa la fe.

En este caso, se define al Credo Cristiano del Matrimonio, con sus debidas referencias bíblicas para constatar las creencias que se tienen con respecto a este acto de unión espiritual. En la cual también se mencionan los roles conyugales profesados en la fe cristiana.

De tal manera que es posible asumir que el Credo puede realizarse en base de sentencias bíblicas, para poder expresarlos en una liturgia o manifiesto. Tal y cómo se ve a continuación.

10. Para finalizar, el Credo también puede ser resumido o seccionado en las frases que más impacto causan en el creyente. Como anteriormente se había visto. En este caso, se presenta una variable del Credo Apostólico en forma de una pequeña sentencia, pero bastante conmovedora.

Lo que deja entender que un Credo no necesariamente tiene que ser una liturgia extensa. Mientras que tenga un basamento firme y exprese de manera explícita los dogmas de los cuales la fe cristiana se rige.

En el siguiente caso, es el principio más simple e importante el que menciona esta oración. La creencia incondicional a Jesús como el ser creador de todas las cosas, en otras palabras, como Dios.

Entonces has conocido las oraciones al Credo, sus variaciones e interpretaciones que se les han dado con el paso de los tiempos. Sin embargo, todos tienen la misma finalidad. La de representar la fe mediante una serie de sentencias u oraciones en base a las creencias religiosas.

Y en cada uno de estos, es posible observar cómo las creencias cristianas están bien representadas en palabras. Además de cómo la fe se manifiesta en una oración tan simple como la de “Yo Creo”, que para los creyentes contiene mucho significado.

Alberto Domínguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *