10 Oraciones de Sanación

Estas plegarias sirven para pedir la ayuda de Dios cuando se tiene un problema de salud. O bien cuando se está sufriendo de alguna manera, y se necesita una luz de esperanza. Por lo tanto, el sólo hecho de orar puede provocar un alivio y desahogo para aquella persona que tanto sufre.

Índice de contenidos

10 Grandes Oraciones de Sanación para rezar a Dios Nuestro Señor

Igualmente estas oraciones sirven para enviar buenos deseos y bendiciones a aquellas personas conocidas, amigos y familiares que se encuentren en una situación de salud no tan apremiante. O que se encuentren cansados o dolidos por una experiencia que hayan sufrido recientemente.

De igual forma, mediante las siguientes oraciones es posible encontrar paz y serenidad.

1. Esta primera oración es para solicitar un alivio para sí mismo, después de haber pasado una experiencia dolorosa con una persona o una situación. Pidiendo un alivio en los pensamientos y emociones que dejó dicha experiencia en el pasado. Para tener un mejor presente y futuro.

También destaca la influencia del perdón propio y hacia los involucrados sobre la mencionada experiencia. Evitando así que los sentimientos de rencor y deseos de castigos se apoderen de la persona que está orando. De tal manera, que entrega sus sentimientos a Dios.

2. Una oración por sanidad puede ser corta mientras que se ore con sinceridad y convicción. En este caso se pide por la recuperación de un ser querido, a quien le atormenta un estado de dolencias y enfermedades.

También se hace mención importante a cómo Dios es un ser sanador y al que se le puede confiar cualquier tipo de dolencia. Puesto que mientras se le pida con mucha fe, él es capaz de brindar esperanzas suficientes a sus creyentes. Lo que conlleva a una mejoría en la salud y los ánimos muy significativa.

3. Una simple declaración que admite la confianza que se tiene en Jesucristo y su poder de sanación, como se ha relatado a lo largo de los pasajes de la Biblia. Puesto que sabrás, unas de las más grandes labores y grandes milagros que realizó fue la sanación de los enfermos.

Por lo que una simple plegaria en su nombre podría brindarte de mucha paz y la sanación en tú alma y cuerpo que tanto necesitas. Además con este tipo de oraciones tan simples, puedes expresar tus sentimientos de confianza hacia Dios. Y que sabes que hará lo indicado para que puedas tener paz.

4. Algunas condiciones de salud son mensajes de Dios y del cuerpo, que indican que se está haciendo algo erróneo o se está empleando la vida en hábitos no sanos. Y es nuestro deber conocer qué error hemos estado cometiendo a partir de la enfermedad que nos atormenta.

Con esta oración puedes tener un momento de iluminación espiritual, que te indicará qué cosas en tú vida cambiar para volver a un estado de salud completa. Tomando como prioridad la sanación del alma para sanar el cuerpo. Y el perdón como arma principal para combatir la fuerte enfermedad que te atosiga.

5. Una pequeña oración pero bastante significativa. Porque no sólo pide la sanación del cuerpo, sino también de la mente, el corazón y el alma. Lo que significa despojarnos de recuerdos y sentimientos negativos que nos hacen un malestar tan grande, como lo haría cualquier enfermedad física.

A veces, el espíritu necesita sanarse de las experiencias dolorosas que ha sobrevivido. Puesto que si permanece enfermo, lo que crea es un espíritu rencoroso y triste, que no podrá disfrutar de su vida. Ni mucho menos confiar en su propia fe.

6. También se puede pedir por la sanación y curación de otra persona, que parece rehusarse a sanar y superarse a sí misma. Así que se le pide a Dios que interceda por esta persona, para que pueda pensar con claridad y pueda reconciliarse con sus propios sentimientos.

Por lo tanto, sirve para aquellas personas que viven en un estado de negatividad por las heridas que les han causado. Ya sea por experiencias desastrosas o por haber sufrido de rechazos y humillaciones. Y que necesitan que su fe sea restaurada por la presencia espiritual y sanadora de Dios.

7. Esta pequeña frase también tiene un significado poderoso. Porque afirma la confianza plena que se tiene sobre el poder de Dios en cuanto a la sanación de las enfermedades, y otros estados espirituales que producen gran dolor a una persona.

Por lo que la convicción es claramente importante a la hora de orar. Ya que es posible demostrar el poder de la oración en el estado de salud de una persona. Como si Dios los librarse del peso de su enfermedad y pudiesen sentirse mejor, a pesar de todavía seguir padeciendo.

Así que recitar este tipo de plegarias podría ser muy beneficioso para que las personas en estado de enfermedad grave puedan encontrar la paz.

8. A veces, es posible encontrar a toda una familia que padece de enfermedades graves. Y que parecen que es imposible sanarlas de la manera tradicional. Por lo que queda que la fe haga su parte en este caso.

Por lo tanto, con oraciones similares es posible enviar el espíritu y la buena voluntad de Dios hacia esas personas que sufren. Para que tengan una señal de esperanza con respecto a sus estados de salud. Y de alguna forma, su propia fe pueda restaurarlos a lo que eran.

De esta forma, el poder sanador de Dios actúa sin que nos demos cuenta.

9. Si nos condolemos de una persona que está en constante sufrimiento, lo mejor es realizar plegarias en su nombre para pedir por su mejoría. El dolor es un padecimiento muy tortuoso y por eso debemos orar por aquellos que lo sufren.

Sobre todo, solicitar a Dios para que ayude a esta persona a encontrar un alivio. Por otro lado, es muy significativo para los enfermos cuando alguien más pide por su mejoría. Así que es un gesto muy humano el orar por aquellos dolientes que conoces.

Podrían encontrar mejoría gracias a tu conexión con Dios y el poder de la fe.

10. Una versión más corta pero no por eso menos significativa de una plegaria que se realiza para alguien que se encuentra en una situación grave de enfermedad. Puesto que conoces que está pasando por una experiencia muy dolorosa, y deseas ayudarle de algún modo.

Así que depositas tu confianza en la fe y en el poder de Dios como sanador de todas las personas. Para que dicho enfermo pueda librarse del mal que tanto lastima su cuerpo y alma. Sin olvidarte de agradecer previamente porque tus palabras sean escuchadas y atendidas por el Señor.

Las oraciones de sanación pueden ser muy potentes sobre todo si se expresan de manera honesta y con mucha fe. Puedes encontrar personas que han estado en graves situaciones de enfermedad, que han encontrado un respiro y mucha paz a través de la oración.

Y otras personas en estados similares, por las cuales sus conocidos y familiares han orado día y noche, y que también han encontrado una mejoría. Además de muchos ánimos espirituales para continuar con sus vidas.

Así que no desprecies el poder de la oración cuando se esté sufriendo una enfermedad o de una situación desagradable. Porque pudieses encontrar una luz guía después de recitar unas cuantas palabras que expresen la fe que tienes.

Alberto Domínguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *