Oraciones a la Santa Muerte

La Muerte, conocida por muchos, y esperada por otros, inclusive sufrida por incontables. ¿Por qué es vista por algunos como algo malo y por otros como lo más hermoso que puede ser adorado? Es algo que necesitábamos conocer y que deseamos traerte aquí, así como darte un par de oraciones para dedicar a la Santa Muerte. Además, así conocemos un poco más respecto a esta figura, y aprendemos algo nuevo.

La muerte como un hecho

Se conoce generalmente a la muerte como un estado, un hecho, en el que se llega al fin de la vida misma. En palabras más técnicas, como el cese completo de los procesos orgánicos de un ser vivo, la imposibilidad de sus sistema biológico de sostener su proceso homeostático. Esto puede ser por causas muy distintas, desde una enfermedad, accidente o cualquier otra cosa que sea capaz de quitarnos la vida.

Por mucho que le huyamos, o la evitemos, es imposible anularla. Actualmente, la muerte es algo que muchos tenemos seguro, y que ni siquiera podemos llegar a meditar sin caer en el miedo y la incertidumbre de preguntarnos qué habrá más allá. Es por ello que algunas personas han optado por darle lados místicos, o incluso personificarlos. De ahí nace la Santa Muerte.

La Santa Muerte, su origen

No obstante, como ya mencionamos, hay quienes se encargan de darle cara, personalidad, a la muerte misma. Esto no es único de la cultura mexicana. De hecho, es algo mucho más antiguo, y que está ligado con otras culturas.

Existe un término llamado sincretismo, que en resumen es cuando un objeto de alguna religión es el resultado de una amalgama de otras dos, o más, religiones distintas. La Santa Muerte es una mezcla entre los cultos prehispánicos por los muertos, los numerosos dioses aztecas y mayas, y la iglesia católica.

Entre estos podemos destacar a Ah Puch, el dios maya que era el Rey de Xibalbá, con apariencia de esqueleto y rostro de jaguar. También está la unción de los enfermos, que es un sacramento en el cual se pide a Dios una «santa muerte», una muerte en amistad con Dios. Por otro lado tenemos a La Muerte, tenido en la cultura helénica y occidental desde tiempos remotos como un esqueleto con una guadaña, y vestida con una túnica negra.

Santa Muerte en la actualidad

Podemos ver que actualmente, principalmente en México, la muerte es incluso una advocación mariana. Esto se debe a que en las mentes mexicanas está muy presente la Virgen de Guadalupe, y podríamos tomar a la Santa Muerte como una alternativa, ya que su vestimenta se asemeja bastante a las vírgenes de altares y ornamentación funeraria en las monjas de épocas coloniales. De hecho, existen quienes le llaman «virgencita» o Virgen de los Olvidados.

Podemos situar el nacimiento de este culto a finales del siglo XVIII, en 1795, cuando algunos indígenas se dedicaban a adorar un esqueleto al cual bautizaron con el nombre de Muerte, en un poblado al centro de México, y se creía que este culto tenía activo, desde las sombras, más de doscientos años.

Cuenta la leyenda, la cual no está escrita y se transmite de boca a boca, que en Veracruz, México, un habitante de la localidad pudo divisar la figura de la Muerte que estaba dibujada en las tablas de su choza. El hombre tomó la imagen, y fue a pedirle al cura local que le canonizara. En ese momento, el cura se negó rotundamente, y señaló aquella imagen por rito satánico, de culto al satanismo. Esto hizo que el culto a La Muerte no hiciera más que difundirse de persona a persona por el temor a ser vistos como satanistas, sin tener una organización fija.

Desde el punto de vista Católico, Su Santidad, El Papa Francisco visitó a México en el año 2016, y condenó al culto de la Santa Muerte, y explicó que, seducidos por la potencia vacía del mundo, las personas se revisten de sus macabros símbolos para comercializar la muerte.

Aceptación social al culto de la Muerte

Tanto dentro como fuera de México en que el culto a la Muerte es practicado en pequeñas sociedades, la mayor parte de la sociedad tiene una actitud de rechazo hacia el culto de la Santa Muerte, o incluso tenerle miedo a las personas que lo practican.

Los devotos a la Santa Muerte suelen ser mal vistos, y tenidos como personas relacionadas con actos ilícitos, con las pandillas violentas, la prostitución, la venta y compra de drogas y a la mala vida en todo aspecto posible. No es de extrañar, pues la mayoría de las personas tienden a ver a la muerte como algo malo o negativo.

La Iglesia Católica condena, como ya mencionamos, cualquier tipo de devoción hacia la Muerte, teniendo como argumento las citas de la Biblia sacadas del libro del Apocalipsis de San Juan 20: 13-14, en donde se nos explica que la Muerte y el Hades serán arrojados a un pozo de lava, y que este pozo es la muerte segunda (La muerte morirá).

Por otro lado, teniendo una postura filosófica materialista, nos damos cuenta que no se personifica a la muerte, sino que se le ve como un estado de los seres vivos, como un evento el cual siempre va a llegar.

Culto a la Santa Muerte

Hablemos un poco de este culto. Dentro de los ideales del creyente, podemos encontrar que se ve a la muerte como un ser sufriente, cuyo poder y tarea le fue entregado por Dios, y que cumple el trabajo más penoso. También recibe órdenes de Dios, por lo que se le ve como un ángel.

Los devotos entienden a La Muerte como justa y pareja para todos, ya que todos vamos a morir. Es por eso que se recomienda no pedirle nada negativo para otra persona.
Normalmente es adorada por personas que arriesgan diariamente su vida, aunque algunos le invocan para la recuperación de la salud, volver a obtener algún artículo robado o encontrar a miembros de la familia que hayan sido secuestrados.

Oraciones a la santa muerte

Ahora que conoces a la Santa Muerte y lo que hace por sus devotos, es hora que tengas a la mano un par de oraciones para dedicarle y que así goces de sus beneficios.

Oración para obtener Paz a la Muerte Blanca

Querida Santa Muerte de velo blanco, consciente estoy de tu poder, humildad y amor hacia tus fieles. Yo soy un fiel tuyo que adoro sin condición, pues me he dado cuenta que me proteges sin pedirlo.

Acudo a ti porque te necesito, necesito tu ayuda para mantener la paz de mi corazón, la de mi familia y del trabajo. Santisima muerte blanca, los problemas de la vida me afligen, en este momento presento estas situaciones (menciona todos tus problemas).

Te has dado cuenta que me duele esta situación, quiero que me ayudes y soluciones mis males. Así mismo, te pido protección en otras áreas de mi vida. En el amor, requiere a mi familia unida y pareja fiel. En la salud, busco plenitud física y mental que me permita vivir día a día con mi esfuerzo y tu protección. En el trabajo, siempre espero lo mejor, destacar, hacer las cosas bien y superarse, para recibir los frutos económicos que merezco.

Gracias a Santisima muerte Blanca por escucharme y ayudarme.

Así sea.

Oración para pasar los malos sentimientos a la Muerte Roja

Por medio de esta oración busco cobijo en tu manto púrpura, para que me ayudes a superar mis aflicciones. Querida Santísima Roja acudo a ti para suplicar tengas piedad de este fiel que se encuentra herido de amor.

Mis emociones están afectadas y buscar alivio a mis males. Purifica mi corazón y añádele buenos sentimientos. A mi alrededor, extrae las malas energías que circulan para que no toquen mi alma ahora que estoy vulnerable.

Corrige mis fallas, límpiame con tu energía de amor. Escucha mi ruego pues sale desde lo más profundo de mí y es causa de mi dolor. A gritos pido por tu intervención, pues si no me recupero no sé qué haré.

Sana mis emociones, a cambio te prometo (haz una promesa) y ser fiel de tu agrado. Valorar lo que haces por mí.

Si amor me falta, dame amor, atrae a las personas o a mi pareja ideal. Si dolor me sobra, aléjalo y mantenme en tu velo para que nada malo vuelva de nuevo a mi vida. Cuida a mi familia, a quienes con amor real, se preocupan por mis sentimientos.

Haz que vuelva la paz a mi corazón amado y santísima muerte roja. Así sea.

Oración para adorar a la Muerte Negra

Santisima muerte negra, dueña del abismo y de los secretos del mundo. Te invoco para pedir protección, quiero ser fiel a tu credo. Estoy consciente que invocarte no es un juego y tu protección es total.

La vida me ha tratado mal, las envidias, las malas acciones de otros me mantienen deprimido. Busco una oportunidad para recomenzar. Imploro tu ayuda para despertar a la vida. Con tu protección seré pleno nuevamente.

Invoco a los guardianes de tu manto, para que me protejan también, espero no me rechaces pues eres mi única opción. En ti quiero encontrar el descanso que mi alma pide.

Concédeme la gracia de tu protección oh Santísima muerte de velo negro. Prometo serte fiel y adorarte en el altar. Me llamo (dices tu nombre) y ahora somos amigos con este pacto.

Así sea.

Oración para pedir un favor

Eres dueña mi ser Santísima Muerte, que en el día pactado me llevarás al abismo para descansar. De la mano de los arcángeles, llegaremos ante el máximo juez. Mientras en esta vida, el dolor se apodera de mí.

No quiero esta soledad ni los problemas que llevo cargando, todo el peso de los problemas de encorva sin permitirme caminar firme ni ver hacia el frente. No vislumbro el futuro porque mi presente es doloroso.

Acudo a ti, para que sostengas mi peso, y me des descanso. Llévate mi carga a otro sitio, líbrame de los problemas que me afligen, sobre todo de (aquí dices el problema que quieres solucionar).

Este problema consume mis energías y me quita la paz. Te pido de favor (vuelve a repetir el problema) y lo elimines. Como se elimina la hierba mala del campo, desde la raíz.

Así mismo te pido protección especial para las personas que amo, te doy gracias por escucharme. Estoy seguro que me ayudarás, te prometo ser fiel creyente, y adorarte incluso en días oscuros.

Así sea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *