Salmo 5: explicación del pasaje bíblico

Orar es algo que todos como buenos cristianos hacemos, incluso como simple creyentes. Orar es un acto en el cual nos dedicamos un momento de nuestro día a conversar con Dios. Las oraciones pueden hacerse en cualquier momento de nuestro día, bien sea solo o en compañía. Sin embargo, ¿te has dedicado a pensar en la importancia que tiene la oración? Para responder a esta pregunta es necesario que leamos un poco de la misma Biblia, y entre lo que veremos hoy se encuentra el Salmo 5. Acompáñanos a leerlo.

¿Qué tipo de pasaje es el Salmo 5?

¿Sabías que existen varios tipos de salmos? Bueno, al momento de escribir esto tampoco lo sabíamos. Sin embargo, el Salmo 5 se sitúa entre el genero de «Oración de la mañana», ya que esta etapa del día era de vital importancia en la religiones del Antiguo Oriente.

Asimismo, algo peculiar sobre este pasaje bíblico abre sus puertas con un lamento, para posteriormente continuar con una serie de alabanzas, pidiendo al Señor que castigue a los malhechores. Entre sus líneas podemos ver que el Salmista realiza una descripción sobre las gargantas de los hombres impíos, y la describe como un sepulcro abierto.

Por último, pero no menos importante, el salmista culmina el salmo con una bendición bien extendida dedicada para aquellos que confían plenamente en Dios.

¿Qué le antecede al Salmo 5?

Para entender el Salmo 5, particularmente, es necesario ponernos en el contexto literario que lo encierra. Si leemos el Salmo 4, notamos que es ese el primero que se emplea usando instrumentos musicales, principalmente de cuerdas. Por ende el Salmo 5 sería el segundo, salmo con instrumentos, solo que ahora son flautas.

En este caso se presenta un tema nuevo. Podemos leer algo bastante interesante en su versículo 11, y podemos entender lo que dice como que todos los que en Dios están, y en Él confían, se sienten bien. Ellos nunca van a parecer, puesto a que Su protección.
Este es, además, el primero de cinco salmos (salmo 5, 6, 7, 8 y salmo 9), en todos estos se habla del nombre del Señor. Por otro lado, en el mismo Salmo 5 se les habla de varios aspectos respecto a Dios.

Aunque ya mencionamos que este Salmo entra dentro del genero de oraciones para la mañana, también entra en otro, que es el lamento. Si leemos su primer versículo, notamos que es un llamado de Dios está llamando a “escuchar su lamento”. Asimismo, el genero más común dentro del libro de los salmos es el lamento, y estos lamentos que van ocurriendo se van haciendo más recurrentes y fuertes en la primera mitad del libro de los Salmos.

Desglosando el Salmo 5

Ahora que hablamos un poco acerca del Salmo 5, hablemos un poco de lo que él contiene. Lo primero que notamos en sus primeros versículos es que David, el Salmista, anhela conseguir la atención de Dios, y con ello es que comienza su cántico. También admite tener un interés por estar junto a Dios a solas, sentir su presencia él solo, y al mismo tiempo quiere que sea un tiempo especial y que nadie más esté ahí.

Sin embargo, pese a que el Rey David pide a Dios su presencia y bajo sus propios términos, él entiende que Dios está por encima de cualquier autoridad, incluyendo la del él mismo como rey así como también está encima de su necesidad como ser humano. Posteriormente, el salmista le pide a Dios que le escuche, sin embargo no exige nada, puesto a que lo hace desde una posición muy atenta.

Por otro lado, debemos entender el significado de ciertas palabras en el contexto del salmo. Por ejemplo, cuando el Rey David dice «mis palabras» se refiere realmente a su oración, a su forma de comunicarse con Dios. Al decir «considera», el diccionario atiende a esta palabra como examinar con suma atención algo, por lo que David le está pidiendo a Dios que le ponga mucha atención.

Asimismo, cuando se usa el «mi gemir» se está haciendo una alusión a expresar pena o dolor, es decir que David está describiéndole a Dios una situación que le causado pena y dolor, lo más probable es que no se refiere a dolor físico, sino más bien a un dolor emocional, y el gemir es más cercano a un llanto. «La meditación mía» es una frase que expresa claramente que el salmista David está bastante concentrado, así como pensativo en su dolor, y con ello le pide a Dios que comprenda todo aquello que le ha llevado a pensar profundamente. De hecho, la palabra «meditación» es definida en el diccionario como la acción de concentrar los pensamientos para entender algo o bien aplicar una profunda atención para el conocimiento de algo.

¿Qué nos enseña realmente el salmo 5?

Con todo lo que acabamos de decirte, ¿Qué es lo que nos queda respecto a este pasaje de la biblia? Algo importante a destacar de este salmo es que podemos notar la importancia que tiene el orar para el salmista. Notamos, de hecho, que lo hace en un momento en que su corazón está dolido, y sufre por alguna pérdida, o bien malestar emocional que le aqueja. Asimismo, vemos que el salmista David implora a Dios su total atención, para así ser escuchado.

Si analizamos el Salmo, nos damos cuenta, entonces, que una de las prioridades, no solo del salmista sino también, de las personas debe ser el orar. Como ya mencionamos antes, orar nos acerca más a Dios. No obstante, pese a que el Salmista lo hace en un momento difícil, la Biblia dice claramente que a Dios se le debe buscar en todo momento, sea uno de prosperidad o uno de calamidades o adversidades. Sea cual sea nuestra situación Dios siempre estará ahí con nosotros, y oirá atentamente todo aquello que tenemos para decirle en esa oración. Es por ello que debemos tener una buena comunión con Dios, y así poder gozar de sus bendiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *