Salmo 50: explicación del pasaje bíblico

¿Te has de preguntar cómo será el final de los tiempos? ¿Si estarás allí o qué pasará contigo ese día? El fin del mundo ha sido una de las preguntas más escandalosas a lo largo del tiempo, puesto a esto supone el fin de las cosas como las conocemos, y a decir la verdad no se sabe nada sobre este futuro episodio en la historia humana, que podría suponer el fin de la misma. Más allá de lo que diga la ciencia, y las personas de pensamiento (sin menospreciar sus teorías y aportes), la Biblia da una visión clara de cómo será el fin de los tiempos, y hay salmos que hablan de ello, como el Salmo 50, que es de lo que vamos a hablar en este artículo.

Apokalyptein

Lo que acabas de leer es la versión griega de la palabra Apocalipsis. Apocalipsis es también el nombre del último libro del Nuevo Testamento en la Biblia, aunque también es conocido popularmente como Revelación o Libro de las Revelaciones. De hecho, la palabra apocalipsis, en su origen etimológico, quiere decir «acción de descubrir», y en latín tiene que ver con revelaciones.

No obstante, si lees el Apocalipsis de San Juan notarás que el libro no hace otra cosa que describir la destrucción de la tierra, y que podemos encontrar diversos personajes en este.

La idea es que las personas creamos una ilusión sobre la realidad en la cual vivimos, y dicha ilusión nos aleja de Dios y su propósito. Es aquí donde entra el apocalipsis, o revelación (en latín es «quitar velo»), es donde ocurrirán catástrofes que destruirán la Tierra y nos liberarán de esas ilusiones que hemos adoptado.

¿Cuándo ocurrirá el Juicio Final?

Según el cristianismo el Día del Juicio Final ocurrirá luego de la segunda llegada de Jesucristo (mencionada en numerosas ocasiones en la Biblia incluyendo los cuatro evangelios) y la resurrección de la carne. En ese día cada persona de la humanidad va a ser juzgada de acuerdo a sus obras.

No obstante, ¿cuándo ocurrirá esta segunda venida de cristo? Bueno, eso podemos saberlo con unas diversas pistas que se encuentran en la Biblia, y que nos indican las cosas que pasarán durante los días finales y próximos al Juicio Final. Las cuales vamos a mencionarte a continuación.

Una de las señales más claras de la aproximación de los días finales son bastante alarmantes. Los profetas especificaron que las primeras señales serían las guerras, disturbios y el sufrimiento que dañarían a la Tierra entera. Por ejemplo, el profeta Daniel predijo que para la segunda venida la humanidad se vería abrumada por tiempos de angustia inigualables. También se esperan numerosos terremotos, tempestades, enfermedades, hambre y numerosas tormentas.

Señales de la llegada del fin de los tiempos según la Biblia

No obstante, no sólo los profetas hablan sobre esto. Respecto a las guerras y cosas malas Jesús, en Mateo 24:6-7, explicó que las grandes guerras arroparon a la Tierra. Sin embargo, algo que sí sabemos es que podemos ver, actualmente, muchas de esas señales.

Vemos países en guerras, terremotos y catástrofes pueblan nuestros días y el Señor dice que todo se pondrá peor. No obstante, no todo es terror, hay otras señales que no son tan malas.

Una de estas otras señales son el resurgir del evangelio, y la predicación de éste alrededor de todo el mundo (Mateo 24:14). Esto debido a que antes de la Segunda venida de Cristo, Dios va a proporcionar las maneras para que la verdad sea llevada a todo el mundo. Esto podemos verlo actualmente, donde hay miles de millones de predicadores e iglesias cristianas que dan testigo del amor y misión de Dios.

Por otro lado, y una cosa bastante interesante, es que se va a crear lo llamado la «Nueva Jerusalén». Pero no hablamos de un lugar celestial, como algunas personas creen. No será un sitio al que podamos acceder desde otra vida. Se sabe que al acercarse los días finales para la Segunda Venida de Jesucristo los santos más fieles construirán una ciudad totalmente recta y justa, una ciudad de Dios y para Dios, la cual bautizaron como «Nueva Jerusalén» y será el mismo Jesucristo quien la gobierne.

¿Qué dice el Salmo 50 de todo esto y qué podemos hacer?

Si leemos el Salmo 50 detenidamente veremos que en él se hace referencia a tres conceptos, cada uno con sus características. El primero de ellos es «El Juez», el segundo es «Los Juzgados» y por último «El juicio que vendrá».

Podemos dedicarnos a definir cada una de ellas. Por ejemplo, el hecho de existir un Juez conlleva a que habrá un juicio, y con esto el Salmo se refiere a un juicio en que Dios juzgará a todos los humanos de la Tierra por nuestras acciones, y nuestro nombre estará en el libro con todos los detalles sobre las obras que hemos hecho a lo largo de nuestra vida.

Por otro lado nosotros somos los Juzgados, y en el Salmo esto se refiere al pueblo de Dios. Asimismo se nombra a un Juicio que vendrá. Aquí Dios nos explica que las ofrendas que hagamos no tienen valor alguno si no están hechas desde el corazón, explicando que dichos actos bondadosos o buenos no deben hacer como una obligación dedicada al Señor, sino como algo que nace dentro de ti hacer.

¿Tiene algo que ver esto con el Juicio Final? Lo más seguro es que sí. Si tomamos en cuenta que durante el apocalipsis y tras la segunda venida de Jesucristo Dios hará que los muertos resuciten para ser juzgados, entonces podemos decir que este Salmo advierte precisamente esto, y que para que cuando ese momento llegue debemos estar preparados.

Básicamente lo que hace es advertirnos que para cuando el Juicio Final llegue hemos de estar con Jesús en nuestros corazones, y así al ser juzgados por nuestras acciones (las cuales deben ser hechas de corazón como explicamos anteriormente) nos sea concedida la entrada a la vida eterna en toda su gloria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *