25 Citas bíblicas para jóvenes

La juventud representa a una de las poblaciones más fáciles de sucumbir bajo las tentaciones que están en contra de la fe católica. Por lo tanto, inspirarse en las enseñanzas de la Biblia es una manera de acercarlos al Reino de Dios en una edad temprana.

Las siguientes son sólo algunas de las frases bíblicas muy adecuadas para emplearlas a manera de consejos, o bien para encontrar un confort en la palabra del Señor y todos los mandatos que envió a esta Tierra, para que podamos encontrarnos con Él en la siguiente.

Índice de contenidos

1. Huye de las malas pasiones de la juventud, y esmérate en seguir la justicia, la fe, el amor y la paz, junto con los que invocan al Señor con un corazón limpio (2 Timoteo 2:22)

Como se había mencionado, en la juventud existen muchas tentaciones que hay que evitar siguiendo los buenos mandatos de Dios. Por lo que la mejor alternativa es llevar en la vida los buenos valores como la justicia y todo lo demás que se expone.

2. Bueno es que el hombre aprenda a llevar el yugo desde su juventud (Lamentaciones 3:27)

En otras palabras, los jóvenes deben aprender a llevar los mandatos de Dios desde dicha edad para. Con yugo en este caso no se refiere a la costumbre de sobrellevar la opresión, sino a reconocer los designios de Dios.

3. Que su carne se vuelva más tierna que en su juventud, que regrese a los días de su vigor juvenil (Job 33:25)

Con la fe en Dios es posible volver a retomar los años más jóvenes, debido a la gracia que él provee a sus fieles. Así que no hay que temer por la vejez si se es joven, porque la fe es algo que puede sobrellevar el espíritu por mucho que haya envejecido.

4. Todo está permitido, pero no todo es provechoso. Todo está permitido, pero no todo es constructivo (1 Corintios 10:23)

Este versículo habla específicamente sobre el libre albedrío que Dios le provee a sus hijos, pero que también es una prueba para que ellos acaten el buen camino. Puesto que el Señor permite que sus hijos hagan todo lo que se les plazca, pero con un precio a pagar al final.

5. Alégrate, joven, en tu juventud; deja que tu corazón disfrute de la adolescencia. Sigue los impulsos de tu corazón y responde al estímulo de tus ojos, pero toma en cuenta que Dios te juzgará por todo esto (Eclesiastés 11:9)

El anterior también te invita a disfrutar tu juventud, siempre teniendo en consideración aquellas cosas por las cuales Dios podría juzgarte. Ya que algunas tentaciones se hacen más fuertes durante estos años de la vida, se debe tener mayor cuidado.

6. Sean nuestros hijos en su juventud como plantíos florecientes, {y} nuestras hijas como columnas de esquinas labradas como las de un palacio (Salmos 144:12)

Una descripción divina de cómo deben ser los jóvenes en sus épocas de la vida iniciales. Demostrando que los varones deben florecer sus éxitos y las mujeres deben permanecer firmes e íntegras como una columna.

7. ¿Cómo puede el joven llevar una vida íntegra? Viviendo conforme a tu palabra. Yo te busco con todo el corazón; no dejes que me desvíe de tus mandamientos (Salmos 119:9-10)

Un buen consejo para los adolescentes y jóvenes que han decidido entregarse a la fe. Puesto que con estas simples palabras pueden basar toda su vida, siempre persiguiendo el cumplimiento de los mandatos de Dios.

8. Hijos, obedezcan en el Señor a sus padres, porque esto es justo. «Honra a tu padre y a tu madre — que es el primer mandamiento con promesa. (Efesios 6:1-2)

Aquí se hace referencia a que la primera muestra de fidelidad en Dios está en obedecer a los padres, ya que por una buena razón en el primero de sus mandamientos. Siendo los padres el reflejo de la autoridad divina en la Tierra.

9. Bueno es el SEÑOR para los que en Él esperan, para el alma que le busca. Bueno es esperar en silencio la salvación del SEÑOR. (Lamentaciones 3:25-27)

Este versículo invita a los jóvenes a buscar a Dios, porque es bueno cuando sabe que se le está buscando para conseguir la salvación. Y le ofrece todas sus bondades a quien sea que lo busque mediante sus acciones y palabras.

10. Así mismo, jóvenes, sométanse a los ancianos. Revístanse todos de humildad en su trato mutuo, porque Dios se opone a los orgullosos, pero da gracia a los humildes (1 Pedro 5:5)

Otra lección de vida que indica en la Biblia que hay que mantener un respeto a los más viejos cuando se es joven, basándose en la presentación de la humildad para poder permitirse alcanzar un poco más a Dios.

11. Por sus hechos el niño deja entrever si su conducta será pura y recta

(Proverbios 20:11)

De esta manera se puede ver si el comportamiento de un jóven sigue con los designios de Dios, mediante sus acciones y hechos que realiza. Por lo que invita a los lectores a evaluar sus propias acciones para determinar sus propias conductas.

12. ¿Cómo puede el joven guardar puro su camino? Guardando tu palabra (Salmos 119:9)

Una lección de vida simple, en seguir la propia palabra, una palabra que vaya a favor de los deseos de Dios, es el verdadero camino para conseguir el perdón y que Él le otorgue la paz que necesite en la vida eterna.

13. Olvida los pecados y transgresiones que cometí en mi juventud. Acuérdate de mí según tu gran amor, porque tú, SEÑOR, eres bueno (Salmos 25:7)

Como ya se ha mencionado, en la juventud se es muy propenso a cometer diversos pecados. Pero no hay nada que Dios no perdone con el arrepentimiento más honesto de dicha persona, puesto que su bondad es superior al pecado en sí.

14. Que nadie te menosprecie por ser joven. Al contrario, que los creyentes vean en ti un ejemplo a seguir en la manera de hablar, en la conducta, y en amor, fe y pureza (1 Timoteo 4:12)

La juventud no debe ser subestimada, es una oportunidad para superar las expectativas que todas las personas tienen. Mediante la demostración de la palabra de Dios al hablar, al realizar acciones y expresar el amor y paz del Señor.

15. Oh Dios, tú me has enseñado desde mi juventud, y hasta ahora he anunciado tus maravillas (Salmos 71:17)

Es importante comenzar el camino de Dios desde muy temprano en la vida, para ver desde mucho más antes todas las maravillas y bendiciones que Él le confiere a todos sus hijos. Tal y como indica este Salmo.

16. Todos esos los he cumplido —dijo el joven—. ¿Qué más me falta? ―Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes y dáselo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo. Luego ven y sígueme (Mateo 19:20-21)

En la entrega y la humildad se basa la fe de Dios. Mientras la persona se despoje de sus posesiones materiales, mayor peso gana su espíritu y más cerca se encuentra de Dios, además de todas sus promesas divinas que nos ha realizado.

17. Tú, Soberano Señor, has sido mi esperanza; en ti he confiado desde mi juventud (Salmo 71:5)

Un versículo que continúa un Salmo anterior, y que afirma que Dios es la mejor esperanza que un joven puede tener en esas épocas de la vida. Y es posible confiarle todos estos años en seguir sus pasos para tener buenas recompensas y paz.

18. Al ojo que se burla de su padre y menosprecia el obedecer a su madre, sáquenme los cuervos de la quebrada, y tráguenselo los polluelos del águila (Proverbios 30:17)

Esta es otra muestra del por qué los jóvenes deben obedecer a sus padres, como uno de los mandamientos más importantes que Dios dejó en la Tierra. Siendo una pena tan grande hacer lo contrario que tiene el equivalente al anterior castigo.

19. Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento (Eclesiastés 12:1)

Algo importante a tener en cuenta en estas edades es la presencia omnipotente y omnipresente de Dios en todo momento, que siempre está vigilando las faltas más graves, siendo el resultado que no se compadece fácilmente en los momentos malos.

20. Vivamos decentemente, como a la luz del día, no en orgías y borracheras, ni en inmoralidad sexual y libertinaje, ni en disensiones y envidias (Romanos 13:13)

Un consejo de vida mucho más explícito que señala los antivalores los cuales la juventud no debería relacionarse, si lo que quiere es tener una vida cercana a Dios para recibir sus bendiciones y recompensas al paso de la vida eterna.

21. Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días sean prolongados en la tierra que el SEÑOR tu Dios te da (Éxodo 20:12)

Otra de las indicaciones de por qué se le debe honrar al padre y a la madre en esta vida terrenal, para que así Dios pueda recompensarte de una buena manera por seguir el primer y más importante de los mandamientos de su gran sabiduría.

22. Pero el SEÑOR me dijo: No digas: “Soy un muchacho”; porque a todos a quienes yo te envíe tú irás, y todo lo que te mande dirás. No tengas temor de ellos, porque yo estaré contigo para librarte, dice el SEÑOR (Jeremías 1:7-8).

Dios señala que no hay nadie lo suficientemente joven como para no poder imponerse a través de su propio camino. Puesto que todos los peligros que atraviese no serán nada para él, ya que estará bajo la protección del Señor como indica este versículo.

23. La gloria de los jóvenes es su fuerza, y la honra de los ancianos, sus canas (Proverbios 20:29)

La fuerza para sobrellevar el pesado camino hacia Dios es necesaria en la juventud y es lo que les da ventaja. Pero en la vejez, acumulan todas las experiencias que tuvieron en vida transformadas en canas, como el mayor exponente de la sabiduría.

24. Hijo mío, guarda el mandamiento de tu padre, y no abandones la enseñanza de tu madre (Proverbios 6:20)

Continuamos con versículos relacionados con el primer mandamiento de Dios, puesto que es el más importante que debe escuchar la juventud. Ya que, como se ha mencionado, la figura de autoridad de los padres es la más cercana a Dios en estos momentos de la vida.

25. Huyan de la inmoralidad sexual. Cualquier otro pecado que el hombre cometa está fuera del cuerpo, pero el inmoral sexual peca contra su propio cuerpo (1 Corintios 6:18)

Una de las más importantes tentaciones de la cual la juventud debe huir, puesto que involucra el cuerpo que ha sido dado al hombre como el mismísimo templo de Dios. Por lo que hay que cuidarlo y valorarlo como una forma de agradecimiento a su bendición.

Entonces las citas bíblicas pueden tener mucho contenido interesante y con sentido de consejo de vida para la juventud actual. Siendo muchas de estas frases bastante adecuadas en materia de apoyo moral y para continuar dentro del camino de Dios.

Todas deben ser analizadas y aprehendidas para sí mismo, para poder encontrarle el significado que el Señor escondió en cada una de sus enseñanzas a través de los diferentes apóstoles y salmistas de la historia.

Alberto Domínguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *