Versículos bíblicos sobre la familia

En la fe cristiana y católica, la figura de la familia es muy importante. La familia el núcleo de la sociedad, representa a una institución que debe ser protegida y admirada como uno de los designios de Dios.

No es ninguna sorpresa, así, que en la Biblia se hagan muchas menciones sobre la importancia de la familia y todos los que la conforman, además de establecer algunas bases para promover el seguimiento de las nociones de Dios en familia.

Índice de contenidos

Versículos de la Biblia sobre la familia

Esta importancia de la familia se puede ver en los siguientes ejemplos, que corresponden a versículos que de alguna manera hablan sobre la institución de la familia.

1. Y Dios creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios. Hombre y mujer los creó, y los bendijo con estas palabras: «Sean fructíferos y multiplíquense; llenen la tierra y sométanla; dominen a los peces del mar y a las aves del cielo, y a todos los reptiles que se arrastran por el suelo (Génesis 1:27-28)

En el Génesis se habla sobre la creación de todas las cosas por la mano de Dios. Y eso incluye a la familia, puesto que como se indica en este versículo, el Señor creó a dos partes de una misma ecuación para que pudieran formar toda una especie.

Y dicha especie sería aquella superior por todas las creaciones de este, mientras permanezcan unidas en familia y siguiendo la palabra de Dios.

2. Instruye al niño en el camino correcto, y aun en su vejez no lo abandonará (Proverbios 22:6)

La Biblia también hace referencia a la crianza de los hijos, como parte fundamental de las familias. Por lo tanto, invita a que estos sean guiados por el camino de Dios. Cosa que en un futuro sabrán agradecer con sabiduría.

Ya que el que acepta este camino desde una edad temprana, no podrá abandonarlo en su vejez.

3. Tributen al Señor, familias de los pueblos, tributen al Señor la gloria y el poder; tributen al Señor la gloria que corresponde a su nombre; preséntense ante él con ofrendas, adoren al Señor en su hermoso santuario (1 Crónicas 16:28-29)

Las familias deben ser quienes alaben a Dios en conjunto, ya que eso garantiza que sean bendecidas en todo momento. De esta manera, se hace referencia a unas ofrendas, pero no se hablan de que tengan que ser físicas.

Dichas ofrendas son más bien el hecho de aperturar el alma propia y ofrecer el espíritu hacia Dios, para que este haga lo que considere más sabio. De esta forma se asegura también un camino hacia la salvación.

4. Y ustedes, padres, no hagan enojar a sus hijos, sino criadlos según la disciplina e instrucción del Señor (Efesios 6:4)

Otra recomendación para la crianza de los niños que se muestra en la Biblia. Ya que también se habla de que a los padres hay que alabarlos y respetarlos, pero también estos deben honrar a sus hijos para mantener la sana unión familiar.

Tal y como se indica en la palabra de Dios.

5. Y, si una familia está dividida contra sí misma, esa familia no puede mantenerse en pie (Marcos 3:25)

Un recordatorio que hay que tener en cuenta siempre presente, ya que la búsqueda de la unión familiar es para brindar al fiel un apoyo estable en el cual basar su vida y su alegría. Por lo tanto, su unificación es totalmente importante para la existencia y fe.

6. Pero el amor del Señor es eterno y siempre está con los que le temen; su justicia está con los hijos de sus hijos, con los que cumplen su pacto y se acuerdan de sus preceptos para ponerlos por obra (Salmos 103:17-18)

De esta manera se afirma que el respeto y aceptación a Dios es el camino correcto para asegurar su bendición y la bendición a los sucesores propios. Ya que así se está dando el ejemplo perfecto para que la descendencia también siga por ese mismo camino.

7. El que no provee para los suyos, y sobre todo para los de su propia casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo (1 Timoteo 5:8)

Todos los miembros de la familia deben colaborar para la subsistencia de todos como un conjunto. Siendo uno de estos requerimientos que se afirman mediante la palabra de Dios. Puesto que para eso existe la familia, para que todos puedan ayudarse mutuamente.

Rechazar esto, es también una forma de rechazar a Dios.

8. ¿Puede una madre olvidar a su niño de pecho, y dejar de amar al hijo que ha dado a luz? Aun cuando ella lo olvidara, ¡yo no te olvidaré! Grabada te llevo en las palmas de mis manos; tus muros siempre los tengo presentes (Isaías 49:15-16)

Este versículo hace referencia a que es casi imposible que una madre rechace u olvide a su hijo. Siendo lo contrario, algo similar a un rechazo hacia Dios. Puesto que se hace la referencia que ambas cuestiones se graban en las manos como una marca permanentes.

9. Dichosos todos los que temen al Señor, los que van por sus caminos. Lo que ganes con tus manos, eso comerás; gozarás de dicha y prosperidad. En el seno de tu hogar, tu esposa será como vid llena de uvas; alrededor de tu mesa, tus hijos serán como vástagos de olivo. Tales son las bendiciones de los que temen al Señor (Salmo 128:1-4)

Con temor a Dios no se hace referencia a que se le tenga miedo, sino que debe tenerse un respeto profundo hacia el. Siendo una tendencia que debe ser infundida en el hogar, para que exista prosperidad en toda la familia.

Como se señala explícitamente en ese versículo, que aquellos que respeten al Señor serán los mejores aventurados.

10. ¡Cuán bueno y cuán agradable es que los hermanos convivan en armonía! (Salmos 133:1)

Puesto que los hermanos de sangre y los hermanos por fe deben convivir en conjunto y en armonía. Ya que todos somos parte de la familia de Dios, incluso en los casos en los cuales no se compartan lazos sanguíneos.

Por lo tanto, este versículo es muy importante para tener siempre en cuenta.

11. Y seré para vosotros por Padre, Y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso (2 Corintios 6:18)

Como ya se había hecho mención, todos pertenecemos a la familia de Dios, puesto que el es el Padre de todos. Así que, tal y como se señala en los mandamientos, debe ser honrado como si fuera el progenitor biológico en todo momento.

12. Si alguien afirma: «Yo amo a Dios», pero odia a su hermano, es un mentiroso; pues el que no ama a su hermano, a quien ha visto, no puede amar a Dios, a quien no ha visto (1 Juan 4:20)

Otra cuestión que hay que tener en cuenta sobre el aprecio hacia al prójimo. Ya que en más de una vez se hace referencia a que se debe amar a los demás, tal y como se ama a uno mismo, de manera incondicional.

Por lo tanto, al considerar como hermanos a todos los demás, es un requisitos importante para llevar la fe de Dios.

13. El hijo sabio es la alegría de su padre; el hijo necio es el pesar de su madre (Proverbios 10:1)

Una enseñanza que indica sobre la crianza de los hijos. Que hay que mantener cuidado cuando estos se comportan de una manera que está alejada del camino de Dios. Puesto que será el pesar de los padres a largo plazo.

14. Hijo mío, obedece el mandamiento de tu padre y no abandones la enseñanza de tu madre (Proverbios 6:20)

Este versículo es semejante al anterior. Puesto que también señala directrices a los hijos de parejas sobre seguir los mandatos y enseñanzas de sus progenitores. Siendo estas dos figuras las más importantes en sus vidas, después de Dios, claramente.

Así que más que un versículo simple, es un consejo de vida.

15. He aquí, herencia de Jehová son los hijos; Cosa de estima el fruto del vientre (Salmos 127:3)

Este versículo por su parte habla sobre la importancia de considerar a los niños, como la herencia directa de Dios. Puesto que ellos son los que pueden aprender de manera temprana a seguir el camino y palabra del Señor, de allí en adelante.

16. Les suplico, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que todos vivan en armonía y que no haya divisiones entre ustedes, sino que se mantengan unidos en un mismo pensar y en un mismo propósito (1 Corintios 1:10)

Un versículo que aplica para la vida en sociedad y en familia, siendo esta última el núcleo fundamental de la primera como se ha indicado con anterioridad. Por lo tanto, se debe dar prioridad a mantenerse unidos como los hijos de Dios como se consideran.

Igualmente, se puede tomar a este como un consejo de vida.

17. Y nosotros hemos llegado a saber y creer que Dios nos ama. Dios es amor. El que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él (1 Juan 4:16)

Este en cuestión no habla de la familia de manera explícita. Pero señala un mandato que se debe seguir en el hogar, como fundamental para que exista amor y comprensión dentro de la familia.

Siguiendo ese camino se puede tener unión y cohesión familiar, para poder seguir la paz del Señor.

18. Cree en el Señor Jesús; así tú y tu familia serán salvos —le contestaron (Hechos 16:31)

Algo simple y certero, que resume todo lo anterior que se ha dicho. Porque el hecho de que todos los miembros de una familia crean en Dios, se aseguran de esta manera que sean aceptados por el Señor y en su última morada.

Además de asegurar la protección ahora y siempre de todos los miembros.

19. Escuchen, hijos, la corrección de un padre; dispóngase a adquirir inteligencia. Yo les brindo buenas enseñanzas, así que no abandonen mi instrucción (Proverbios 4:1-2)

Un consejo muy sabio para dar a los hijos en la familia. Puesto que se mencionaba esto cuando Jesús describió sus enseñanzas sobre Dios a todos quienes consideraba sus hijos, o bien, sus hermanos.

Por lo tanto, invita a seguir su palabra y camino de Dios, para poder adquirir de la sabiduría más amplia. Que le permita a cada quien ingresar a los cielos como último hogar.

20. Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. Inculcarles continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes (Deuteronomio 6:6-7)

Unas palabras que deben ser descritas y enseñadas a los más pequeños del hogar. Para que sepan que Dios siempre está con ellos, ya sea dentro del hogar, de día o de noche. Mientras se crea de esta manera, El lo estará.

Todos estos versos entonces hablan sobre la familia. Brindan recomendaciones y guías, mediante la palabra de Dios, para que todas estas uniones puedan vivir en paz y cerca del camino del Señor, tal y como Él originalmente lo quiso desde un principio.

Versículos bíblicos sobre la familia, esbiblia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *